Uncategorized

Cuando nos inclinamos a comparar nuestros objetivos con los de los demás, la mente asume que otros van más rápido; desilusionándonos por la lentitud de nuestro proceso, hoy en día muchos prefieren ocupar la mente en cosas vanas y redes sociales sin percatarse que se encuentran en un mundo que los distrae y asfixia. Ten presente que eres único y elegido con propósitos que debes procesar y no comparar.

Cuando tengas dudas recuerda lo que Dios le dijo a Josué en medio de la guerra sobre su palabra ‘’Estudia constantemente este libro de instrucción. Medita en él de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito. Solamente entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas.’’ Josué 1:8 NTV Hay tiempos que se vuelven grises donde sin darte cuenta Jesús cuidó cada paso, porque Él resguarda a sus hijos y es el único que permanece cuando todos se van. Dios no castiga a su creación, al contrario; los hace pasar por el fuego para perfeccionarlos. Jesús te solicita que renuncies a la sombra de tu pasado, al miedo, dudas y a toda creencia que te impida acercarte a Él. Permite que Jesús modifique la culpa, rencor y odio por un nuevo comenzar lleno de amor.

¡El fiel amor del Señor nunca se acaba! Sus misericordias jamás terminan.  Grande es su fidelidad; sus misericordias son nuevas cada mañana. Me digo: El Señor es mi herencia, por lo tanto, ¡esperaré en él! El Señor es bueno con los que dependen de él, con aquellos que lo buscan. Por eso es bueno esperar en silencio la salvación que proviene del Señor. Lamentaciones 3:22-26 NTV

Tuviste 365 días de alegrías, desafíos, tristezas y decisiones importantes; analiza cada proceso y no inicies el año con amargura o errores del pasado. Renuncia a sentirte insuficiente, a los sentimientos de carencia, orgullo y a todo lo que te a lastimado por tanto tiempo. Conviértete en un hijo que prefiere agradar a Dios, porque solo una actitud de necio cierra sus oídos creando soberbia que al final lo destruye. Valora todo lo que restauraste, lograste y recuperaste al culminar el año; porque con Jesús siempre puedes ir más alto; a pesar de los obstáculos, Dios está contigo para iniciar cada día un nuevo amanecer.

Que nunca falte la Fe para construir un sueño o proyecto, porque cada plan de vida que Dios creo para ti; lo formó especialmente para que pudieras gozarte con Él.

Author

Erick Martínez

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA ImageChange Image